Negocios

Publicado el 15 de febrero de 2013 | por Agustin Genovese

0

“House of Cards”: El día que internet se quedó con la TV

Muchos pensábamos que este día iba a llegar, pero quizás no tan pronto. Que la tecnología está impactado en los medios tradicionales de una manera estrepitosa lo sabemos todos, solo que en el fondo, todos esperamos que nos podamos acomodar a los cambios y no que estos lleguen de la noche a la mañana. Sin embargo, esto no es así, la tecnología no espera y Netflix, quizás el símbolo de lo nuevo, nos demuestra que hay que estar más preparados que nunca.

Netflix estrenó en febrero House Of Cards

Netflix estrenó en febrero House Of Cards

Este mes se estrenó una de las series más ambiciosas a través de dicha plataforma:  House of Cards. La producción, protagonizada por el reconocido actor Kevin Spacey, costó alrededor de 100 millones de dólares y es la producción mas cara estrenada exclusivamente para la tv online.

Con 13 capítulos ya terminados, la ficción fue puesta a disposición de los clientes de Netflix para que puedan verla de principio a fin. El tema gira alrededor de la política, y la novedad, es que podemos ver desde dentro del propio congreso de los Estados Unidos como se mueve la política y las intimidades de un mundo conocido por pocos, pero con historias que se repiten en cualquier país del mundo.

Más allá de lo genial de la serie en sí, esta producción seguramente va a ser recordada por muchos en la historia de la televisión. Tampoco es casual que un tema tan polémico llegue a través de internet y no en las cadenas tradicionales,  mostrando también otro giro de lo que representa que una producción de este nivel se pueda emitir por un medio que demuestra más independencia que una cadena tradicional o una de las grandes compañías de cable.

En Estados Unidos, según el Washington Post, Netflix en el 2011 usaba ya más del 30 por ciento del ancho de banda de todo el país en horas pico, y ya tiene más de 27 millones de clientes, sin contar los del exterior. Allí se explica que puedan destinar tanta inversión a la producción de una sola serie que por ahora no va a ver otro medio de emisión que no sea internet.

La pregunta que surge es: ¿Qué va a pasar con la tv tradicional?
Para el cable es un duro golpe y más para la tv abierta, que su sistema de financiación de producción solamente a través de sponsors parece ser un modelo poco rentable y en vías de extinción.

Quizás, la excusa para muchos en Sudamérica, va a ser que estamos lejos, que nuestros mercados son chicos, y que los grandes seguirán siendo grandes. Si me preguntan a mi, creo que es sólo una expresión de deseo y que los más chicos son los más vulnerables, ya que las nuevas tecnologías traen consigo más apertura de los mercados, derribando barreras de entrada, y por ende, un marco más competitivo para la industria de los contenidos televisivos.
A prepararse, el futuro llegó y la tv nunca será la misma.

Tags: , ,



Comments are closed.

Volver ↑