Noticias

Publicado el 17 de abril de 2015 | por Agustin Genovese

La tv ausente: ¿Qué propone de nuevo el proyecto de modificación de la Ley de Telecomunicaciones?

Por Agustín Genovese

En estos días, CONATEL puso a disposición de la ciudadanía el proyecto de modificación de la Ley de Telecomunicaciones 642/95. Con el propósito de aggiornar una ley que se prepare para la convergencia y a la era de las nuevas tecnologías, la ley fue renovada y será puesta a consideración del Congreso una vez recibidas las opiniones de las distintas partes interesadas.

Leyendo el nuevo proyecto no son muchas las novedades para el sector televisivo. En cuanto al aspecto económico regulatorio, quizás la incorporación de materias relacionadas con la competencia y la defensa de la competencia es lo que más se puede apreciar como cambio significativo. Sin embargo, no queda del todo claro cómo se va a poder dar un tinte correctivo a estas situaciones, ni tampoco la forma de prevenirlas.

Otro aspecto importante es quizás la falta de definición de la propia ley. En general, parece estar más dirigida al mercado de las telefónicas. Es comprensible la necesidad de actualizar el marco regulatorio debido al ritmo con el que crece dicho sector, pero CONATEL tiene también a su cargo la administración del espectro radioeléctrico. Este es el espacio que utilizan las estaciones de radio y tv, entre otros, para operar y emitir sus contenidos. Por ende, es la ocasión ideal para también incorporar al nuevo marco regulatorio disposiciones que busquen promover la competencia e incentivar a la industria nacional de la producción audiovisual. El proyecto presentado no aborda conceptos como “audiovisual”, “medios de comunicación”, “televisión”, o incluso “producción de contenidos”, las referencias son casi nulas.

Para dar un ejemplo, el concepto ¨contenidos¨ aparece dentro del capítulo denominado ¨defensa y promoción de la competencia¨. Allí habla de ¨contenidos y aplicaciones de alta demanda¨, claramente refiriéndose a telefonía y no a la televisión. Si dentro de las atribuciones de la CONATEL está la de defensa de la competencia no debería dejarse pasar por alto la situación del mercado televisivo local. Las escasas posibilidades de competir que tienen hoy los programas nacionales, más aún los de producción independiente, es un tema que debería abordarse con mayor importancia.

Conateltvpy

CONATEL desea incentivar la producción de tv local

Igualmente, ya han sido varias las señales positivas que el organismo ha dado en los últimos meses sobre la posibilidad de buscar formas para incentivar a la producción local. Y eso si está en el nuevo proyecto incorporado como funciones del ente. ¨Promover políticas y planes en el ámbito de las telecomunicaciones que, en el marco de la libertad de expresión, puedan contribuir a la difusión de los valores nacionales, artísticos, históricos y culturales, así como el desarrollo sustentable¨. Esto puede leerse como la base de lo que luego podrían ser incentivos a la producción de contenidos. Siendo este un aspecto importante y que podría contribuir a la economía del país, debería ser más explícito.

También se le debería dar atención a la Tv Pública. Dicho servicio estatal actualmente no posee un marco regulatorio adecuado ni cuenta con fuentes de financiamiento que le permitan competir con los servicios privados. Que el estado opere hoy en día un canal propio le da inclusive noción de los costos que implica mantener una señal, y en especial de producir programación local, algo que el ente regulador podría también aprovechar para diagnosticar mejor los problemas del sector y ejercer más eficientemente sus tareas para la promoción de la competencia en el mercado.

El mercado televisivo ha sufrido muchos embates en los últimos años. Producto de ellos y de la escasa regulación ha sido la proliferación de señales pero no así el aumento de la calidad ni la variedad de los contenidos. Esto ha perjudicado enormemente el crecimiento de la producción audiovisual local. Se produce más de lo mismo y a bajo costo. Se han reducido los ingresos publicitarios, ha disminuido la cálidad de la oferta y ha aumentado la insatisfacción de la demanda que no logra encontrar en la tv nacional productos de la calidad esperada. Esto afecta a los mismos operadores de tv abierta, al televidente y al anunciante.

Esto ha influido también en la decisión de los mismos sponsors, que ante la proliferación de señales, la mayor presencia de sus propios competidores en el mercado de medios, y la escasez de espacios que vayan de acuerdo con sus objetivos, están migrando a otras plataformas o aumentando el gasto en eventos, redes sociales o puntos de venta.  Si a esto le sumamos la disminución de las audiencias a nivel global que tienen las estaciones de televisión y al fenómeno de las nuevas tecnologías, el problema se acentúa.

Una nueva Ley de Telecomunicaciones no debería estar ausente de esta problemática. Las industrias creativas así como el sector audiovisual pueden ser un importante factor de crecimiento en la economía del Paraguay. Un organismo que tenga a su cargo exclusivamente enfocar la problemática del sector televisivo y que apunte al incentivo y fomento de la producción audiovisual podría ser uno de los objetivos del nuevo marco regulatorio. Más aún teniendo en cuenta que estamos en proceso de migración a la tv digital y se licitarán nuevas señales para dicho fin y debería ser la ocasión ideal para apuntar a un mayor crecimiento del sector televisivo.

El espectro radioeléctrico es administrado por el estado para asegurar, entre otras razones, que la sociedad toda obtenga el mayor beneficio de un espacio que es público y operado en su mayoría por empresas privadas. Una adecuada regulación del espectro beneficiará a todos los actores, permitiendo el crecimiento de la industria misma, promoviendo la competencia, promocionando valores culturales y de identidad esenciales, y finalmente, generando crecimiento y desarrollo para todos.

Tags: , , ,



Volver ↑